lunes, 13 de junio de 2016

1° Cuento de mi libro: "Los últimos cuentos del fin del mundo" (En desarrollo)

Hola amigos, les aviso que estoy escribiendo un libro que pienso terminar a fines de este año y la verdad es que me gustaría que me den su opinión ya que planeo mandarlo a una editorial o autopublicarlo digitalmente. Por eso en esta ocasión les traigo el primer capítulo junto con una breve reseña. Honestamente esta historia que les revelaré a continuación no es de la mejor que e escrito en el libro, pero decidí mostrar esta y no otra para no hacer demasiado spoiler. Sin más dilatación, disfruten de la lectura:

Sipnosis:
Este libro contiene dos partes; la primera parte muestra relatos cortos en primera persona de distintos personajes en donde desde su perspectiva se aprecian los días anteriores del inminente fin del mundo. En la segunda parte todos los relatos se anexan y toman sentido, viendo la historia desde una perspectiva general, además el rol protagónico lo toma Enrique Morales, un latino trabajando como secretario en la casa blanca, que descubre los secretos más profundos sobre las leyes que rigen su universo.
Este libro contiene simbología, referencias a religiones y deidades.

Parte I: DEMENTIA
                              1° Cuento: “Realidad Virtual”
Mi juventud es lo más preciado que tengo en mi vida, estoy totalmente convencido de aquello. Lo que más me deprimía en ese entonces, es saber que algún día envejeceré y me convertiría en un adulto aburrido y sin libertad… ¡Que idiota era! Si pudiera volver al pasado sin duda lo primero que haría sería abofetearme a mí mismo, en ese entonces no sabía que desde los primeros segundos en esta tierra ya estaba apresado y encadenado como un perro, así es… ¡Encadenado con las mismas cadenas con que Zeus ató a Prometeo!
Me crie con una familia educada y con economía estable, nunca nos faltó comida en la mesa ni tampoco nos faltó el “excremento consumista”, en ese tiempo no me daba cuenta del asqueroso hedor de ese “excremento”. Recuerdo cuando mis padres compraron nuestro primer cable satelital o mi Tablet y mi primer Smartphone, el cual luego reemplazaría varias veces cada año que salía uno nuevo.
Cuando me enteré de que yo era adoptado, una gran depresión cayó sobre mí y me comencé a refugiar en mi laptop y en los videojuegos, el tiempo que estaba frente a la pantalla, mágicamente olvidaba que tenía depresión, no lo usaba como medicina, si no como una especie de tratamiento que disminuía el dolor.
Cuando me aburría de jugar me disponía a investigar sobre cosas superfluas por internet, a veces pasaba días enteros haciendo eso, buscaba desde documentos patentados de Nikola Tesla, hasta mitología griega. Cuando debía comer, simplemente me llevaba el plato a mi habitación.
Mi nombre en la red y en los juegos online era “Boby15”. Boby era muy diferente a mí, Boby no tenía miedo, Boby era muy inteligente y gracioso.
El peor día de mi vida (de verdad odio recordarlo) fue una noche que mi madre desesperadamente intentaba que apagase mi computadora.
-¡Por favor Boris! –Me decía ella llorando- ¡Apenas te vemos en todo el día, hazlo por ti!
Recuerdo que en la habitación del lado oía a mi padre viendo el partido por la tele.
-Mamá déjame, estoy ocupado.
-¡Si no lo apagas yo lo haré! El enojo de mi madre era inminente, me fije como los músculos de su cara se contraían, entonces me apartó y de un puñetazo apagó el ordenador, las teclas t, e, l, o, s saltaron a todas direcciones.
La cólera se apoderó de mi mente, y yo ya no era yo. Me levanté de mi silla quedando a la altura de mi madre.
-¡De todas las que me pudieron adoptar me tocó a la más puta! –grité yo.
Por un segundo (el segundo más largo de mi vida) toda mi casa se quedó en silencio, sentí como mi padre al otro lado de la habitación bajó el volumen de la tv y vi como mi madre se quedó paralizada, cuando ella al fin procesó todo lo que estaba sucediendo, apenas vi que como una veloz ráfaga, su mano impactaba contra mi mejilla. Entonces sucedió… Con el ardor en mi cara y con lágrimas en los ojos cerré el puño y golpeé a mi madre en la boca, no me di cuenta que mi padre estaba mirando desde la entrada de mi habitación.
-¡Qué carajo pasa aquí! – Dijo mi padre dirigiéndose a mí, con fuertes pasos que hacían retumbar la habitación, luego se volteó hacia mi madre y vio sus labios hinchados y sangrando-. ¡Bastardo de mierda!..
Con sus fuertes brazos me levantó del chaleco y me lanzó al suelo con brutalidad, luego me pateó repetidas veces en el estómago hasta que vomité, intenté levantarme, pero entonces me abofeteó fuertemente en la misma mejilla que ya me había abofeteado mi madre y volví a caer de rodillas, él ya no era mi padre, era un demonio con una furia fuera de este mundo, mi madre no hacía nada, solo era una testigo que temblaba y lloraba.
No satisfecho con eso, mi padre destruyó mi ordenador lanzándolo al piso, luego simplemente se fueron de mi habitación sin antes cerrar la puerta con fiereza y dejarme encerrado con llave.
Me miré al espejo y vi como mi mejilla estaba hinchada y morada, con visibles hilos de sangre brotando de ella. Mis padres no sabían que tenía una laptop de repuesto que escondía en mi armario, entonces me metí en mi cama y me puse a buscar cosas en internet como: “Como suicidarse sin sentir dolor” o “Como matar a mis padres”, encontré muchos sitios web, la mayoría eran sitios de broma, sin embargo, otros eran muy extraños.
Buscando y buscando finalmente encontré una página web con un diseño muy simple que parecía hecho por una persona común y corriente sin mucho conocimiento en informática. Lo primero que aparecía era una página de inicio que decía:
“¿Quieres saber cuál es el sentido de la vida? <<Haz Click Aquí>>
Inconscientemente solté una risita irónica y obviamente le di click al enlace, entonces apareció una ventana que pedía registrarme con un nombre para poder ingresar, instantáneamente fruncí el ceño. Escribí “Boby15” y posteriormente presioné “Entrar”, entonces la página se tardó un poco en cargar y apareció otra ventana que decía: “Por favor, escriba su nombre REAL”. Entonces ya me comenzó a dar miedo todo este asunto, eran altas horas de la madrugada y mi habitación estaba completamente oscura. Quise cerrar la página pero la ventana abierta me lo impedía, volví a escribir “Boby15” e intenté ingresar de nuevo, la página se tardó más en cargar y la pantalla comenzó a hacer interferencia tornándose en un tono azulado. Luego apareció una nueva ventana con letras rojas y resaltantes que manifestaba: “IMPOSTOR tú no eres Boby15, YO soy Boby15”.
Entonces pude sentir como palidecí y un frío sudor recorría mi espalda, sin dudarlo intenté apagar mi laptop, pero no se apagaba, la pantalla estaba congelada, mi corazón latía muy rápido y comenzaba a volverme loco, estaba a punto de gritar y escuchaba que de la laptop sonaba un molesto y agudo sonido como de mil aves chillando, entonces mi computador enloqueció, todo era una parafernalia de números y caracteres al azar repartidos por toda la pantalla. Me di cuenta de que se comenzaba a vislumbrar una silueta de persona entre todos esos caracteres, los chillidos cada vez se hacían más fuerte y me tapé los oídos, pero retumbaban dentro de mi cabeza, entonces cada vez se veía más nítida la imagen que se formaba, esa silueta era yo, con una expresión siniestra y ojos completamente negros, como si estuvieran vacíos.
Entonces grité, pero el chillido proveniente del computador silenciaba mi voz. Y de todas las letras disparadas en la pantalla resaltaba una frase entre todas: “YO soy Boby15”.
Todo se volvió borroso y confuso, caí desmayado.
Lo que narraré a continuación aún al día de hoy no sé si fue un sueño o realidad. Estaba flotando en un inmenso mar de oscuridad, a lo lejos veía una tenue luz y me acerqué a ella, oía unas voces susurrantes mientras me acercaba: “Minerva, Plutón, Cronos”. Cuando ya estaba frente a la luz todo se volvió más tenue y a través vi lo que parecía ser mi habitación, ¡estaba dentro de la computadora!.. “MINERVA, PLUTÓN, CRONOS” las voces se hicieron más fuertes, entonces con toda mi convicción atravesé la luz, por segunda vez todo se volvió oscuro.
Abrí los ojos y estaba tumbado en el suelo. Algo aturdido, caminé hasta el salón principal, y entonces los vi… los cuerpos sin vida de mis padres en un enorme charco de sangre, todo lo que me había sucedido, mi mente no lo pudo soportar, entonces enloquecí, me agarré la cabeza con ambas manos, primero grité, después lloré, y finalmente reí a carcajadas. Entonces abrí la puerta de entrada y vi la ciudad completamente ardiendo en llamas… ¡Yo había desatado a la bestia!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario